“El tío Juan se hace el tonto y nosotras nos reímos”

feliz-cumple-tio-Juan

¿Será posible, la mocosa ésta? Pues sí, me estaba haciendo el tonto, pero ¿no es eso lo que hace un buen tío? Que alguien zanje el tema, por favor, ¿los tíos carnales nos encontramos en el círculo de educadores disciplinados o se nos permite disfrutar de nuestros sobris? ¿debemos valorar el efecto de nuestras acciones a largo plazo en la formación de los infantes….o podemos pasárnoslo pirata con ellos?, vamos ¿¡tenemos que utilizar los cubiertos o podemos comer con las manos!?….

¿Y por qué dice la enana que me “hacía el tonto”? ¿Será una expresión, copiada de alguien por supuesto, o lo diría a propósito? ¿Cómo puede hilar tan fino la muy rapaz de ella si todavía no levanta ni un metro del suelo? (Nota para un ensayo: ¿A qué edad empiezan los niños a ser conscientes de las chorradas de sus tíos?).

Preguntas, preguntas, preguntas…

dontberealistic.tumbir.com

Sus padres me habían cedido en depósito la posesión de mis sobrinas del alma (sí, soy abogado, ¿algún problema?) durante una mañana entera. Una mañana entera señoras y señores, una mañana entera. Todo controlado, puedes con ello Juan, lo has hecho más veces, pas de problem, ya no hay que limpiar culos, no hay biberones, no hay lloros incomprensibles, ahora conversas con ellas, te harás respetar, tú tranquilo. Eso sí, ya podía haberme acostado un poco antes..

El telefonillo sonó como una cacerola.

Chaval espabila que no tenemos todo el día, ya estamos abajo”.

Pantalón de un salto, zapatillas desatadas, cambio de camiseta por el pasillo y me dejo caer por las escaleras.

Aquí tienes la comida, tranquilo hemos puesto macarrones. Una muda por si se hacen pis

¿¡Comorrrr!??

Sus pijamas, por si consigues que siesteen

Tarás de broma, ¿no?

Celia está dormidita” (Nota para ensayo: ¿por qué los padres hablan en diminutivo?) “No la despiertes

Ya me explicarás cómo..”

Nos llevamos tú coche. Te dejamos el grande con las sillitas. A las 4 estamos aquí. 5 máximo. Más o menos. Ya te diremos.”

Espera, oye, no corras ¡espera! Valentina estate quieta. Daniel, espera coño, que yo he quedado, dime cuándo exactamente vais a… ¡para organizarme! ¡¡Daniel!!! Leches…. ¡¡Valentina, qué te he dicho!!….”

Quien no tiene hermano no tiene pie ni mano….. créanme.

Empieza el sábado en la vida de un tío de Montecarmelo, el tío bueno.

eltiodemontecarmelo

Pero ya llegará el momento de hacerles partícipes. Ahora les solicito su colaboración, que me ayuden. Que se suban al carro de este blog / post que se me ha asignado y me auxilien en el logro de mi objetivo: obtener respuestas a las interrogantes que me asaltan en mi condición de tío; a las miles de cuestiones que me surgen y me surgirán al enfrentarme a mi circunstancia, al lidiar con la silenciosa tarea de tener hijos sin procrear, de querer desde el ostracismo.

Y es que después de pasarme una tarde con mis dos salvajes preferidas se me agolpan las preguntas. Como siempre que pienso en alguien a quien quiero. Y en estas pienso mucho.

Está bien, está bien, lo se, no soy nada especial, le ocurrirá igual a cualquier tío, no lo niego, no se me enfaden…. qué carácter… pero déjenme preguntarles algo a Vds., tíos del mundo sin descendencia. Calculen cuánto quieren a su sobrino. Tómense su tiempo, no hay prisa (a los de nuestra especie nos sobran las horas) ¿Lo tienen ya? ¿Han cerrado una cifra? No me importa, súbanla, que no miro. ¿Ya? Pues bien, multiplíquenla por dos, sí, me han oído bien, multiplíquenla por dos, porque deben saber que aquí el tío Juan todo lo disfruta y todo lo sufre en estéreo, en pareja, de manera doble. Que vds. compran un polo, yo adquiero dos; que les da por ir al zoo, señorita a mi me va dar dos entradas; que les dan un beso pringoso, aquí el que suscribe recibe un par..

La razón es simple, mi sobri no es una sino dos. Y además iguales. Olé. Como dos goticas de pacharán. Como dos raviolis. ME LAS COMO.

- Visita TOT-a-LOT. Nuestra tienda online en la que encontrarás muchos productos específicos para gemelos y mellizos, … !y mucho más!

- Si te ha gustado este artículo y quieres recibir cómodamente los próximos en tu Email, suscríbete a nuestro Boletín Quincenal haciendo clic aquí

Licencia Creative Commons

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
8 comentarios | AÑADIR COMENTARIO
Esta entrada fue publicada en El Tio Juan. Guarda el enlace permanente.
¿Te ha gustado este artículo?

¡No olvides compartirlo!

Recibe más por e-mail

8 Comentarios a "“El tío Juan se hace el tonto y nosotras nos reímos”"

  1. Aúpa el Tio Juan!
    Mucho ánimo con lo que te queda por delante con tus queridas sobris; se nota que las quieres mucho!!

  2. Hola tío Juan!!!. Pues yo soy tita (no de gemelos) y madre (de gemelas ) y te digo que antes de tener a las nenas, he disfrutado como una enana con los sobris, creo que los titos estan para pasarlo pirata , para darles caprichos, para educarles (porqué no), y sobre todo para quererles. Ahora con mis nenas, tengo menos tiempo (y dinero, jejeje), ellos ya son más mayores, pero aún así sigo disfrutando cada momento que nos juntamos. Así que ánimo tío Juan que estas haciendo justo lo que debes.

  3. ese tio juan tiene una paciencia ………….y se nota que le gustan los niños asi que manos a la obra que si tienes suerte te vienen 2.

  4. jajajajajjajaja me encanta el tio juan!!!!!!! tiene mas paciencia que un santo….. estoy deseando leer mas cosillas sobre el……

  5. Tienes que aspirar a ser como José Luis Lopez Vázquez haciendo de padrino en “la gran familia”, así que animo!

  6. Me encanta el post, la paciencia descrita y la idea de escribir desde la perspectiva de tío.
    Es genial el cariño que desprendes al escribir sobre tus sobrinas. Y me uno al grito: Ánimo!!

  7. Vaya con el tio Juan!! Que suerte!! puede disfrutar por duplicado…!!!

  8. Verónica

    Tío Juan, eres super simpático! Me encanta leer tus relatos sobre tus sobris del alma. Siempre me provocan una sonrisa de principio a fin. Yo soy mamá de mellizas de dos años y medio, Claudia y Adriana. Como sé lo que implica hacerse cargo de estos adorables monstruitos, me fascina la gente como tú que con tanto amor y tanta devoción nos liberais cuando lo necesitamos! Los “tíos Juan” de mis niñas son sus padrinos, siempre dispuestos a apuntarse a un bombardeo por sus dos ahijadas.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.