Cómo sobrevivir a las rabietas de los gemelos

Cómo sobrevivir a las rabietas de los gemelosLas famosas rabietas son temidas por todos los padres pero en el caso de los padres de gemelos o mellizos, que las sufrimos por partida doble, el reto es aun mayor. En este artículo os queremos contar nuestra experiencia y ayudaros a intentar convertir estas situaciones en una forma de conocer más a vuestros hijos, a que no muráis en el intento y a que os riáis de ello

¿QUÉ ES UNA RABIETA?

Nos gusta empezar nuestros artículos de una forma un poco didáctica…nos documentamos y compartimos con vosotros lo que hemos aprendido…aunque, quizás en este caso no aplique mucho, ya que los que tenéis gemelos que están en la “etapa de las rabietas” o que ya la han pasado, sabéis de sobra qué significa esta palabra.

En cualquier caso, ahí va: según la Real Academia de la Lengua,  rabieta significa “Impaciencia, enfado o enojo grande, especialmente cuando se toma por leve motivo y dura poco.”

Y para nosotros, padres de dos niñas gemelas de dos años y medio, rabieta es cuando nuestros gemelos no quieren comer y se ponen a llorar descontrolados  y tiran la comida al suelo, cuando vas a un supermercado y se tiran al suelo dando patadas, cuando intentas ponerlas en la silla del coche y hacen contorsiones mientras gritan que no las ates, cuando sistemáticamente quieren lo contrario de lo que les pides y te chantajean con el lloro y cuando hagas lo que hagas no consigues que se calmen.

Estamos de acuerdo con la Real Academia en que cuando las rabietas se producen, ellas están enfadadas, y además lo están por un motivo de poca importancia (al menos desde nuestro punto de vista de adultos) pero no estamos en absoluto de acuerdo en que dure poco…o al menos no siempre.

¿Y por qué será que por mucho que oigamos hablar de este tema siempre pensamos que a nosotros no nos va a tocar? ¿Que los nuestros serán santitos? Pues aunque es verdad que las rabietas pueden ser más o menos intensas y más o menos duraderas o frecuentes, lo cierto es que les sucede a todos los niños entre los 2 y los 4 años y son el resultado de una frustración por no conseguir algo.

La psicóloga Coks Feenstra en su libro “El gran libro de los gemelos” nos explica que la época de rabietas en gemelos se extiende más en el  tiempo que en los niños no gemelos,  y esto es probablemente porque “su convivencia diaria es más complicada y el proceso de encontrar la propia identidad más laborioso”.

Sin embargo, por muy duras que sean las rabietas para ellos y para nosotros, son necesarias y ayudan a desarrollar la identidad de los niños y a hacer frente al estrés. A una edad a la que todo el mundo les dice lo que tienen que hacer, necesitan demostrar que ellos tienen su propia forma de hacer las cosas y que esta es su vida (es muy gracioso porque en realidad es muy parecido a lo que pasa en la  adolescencia). Nosotros en casa solemos comentar que nuestras niñas gemelas están en este momento viviendo una “adolescencia infantil”.

¿PORQUÉ SE PRODUCEN LAS RABIETAS?

Para saber cómo afrontar las rabietas, es necesario saber por qué se han producido. Conociendo el origen, os será más fácil reducir el número de rabietas de vuestros gemelos. Existen distintas situaciones o causas que pueden llevar a una rabieta:

Cansancio: por ejemplo, por no haber dormido siesta ese día, haberse despertado antes de lo normal o haber pasado una mala noche. Intentad por todos los medios no romper la rutina de las siestas pero si esto no es posible o uno de los gemelos o los dos simplemente no quieren dormir, no dejéis que sigan jugando como lo han hecho por la mañana sino cread un ratito de tranquilidad en el que no se puede hablar alto y aprovechad para leerles un cuento o abrazarles simplemente mientras  están tumbados en la cama. Así no romperéis del todo la rutina (al día siguiente seguirán teniendo claro que ese momento es de tranquilidad y para dormir), y al menos servirá ese día para bajar de “revoluciones” durante un rato.

Aburrimiento: este es un factor con el que vemos una relación muy directa e inmediata. Su propia naturaleza les centra en el descubrimiento, el juego y la exploración y cuando estas posibilidades no existen, llegan las rabietas. Por ejemplo, si les lleváis de compras y se pasan horas sentados en la silla, llegará un momento en que se aburran y empiece el espectáculo sin causa aparente. La causa oculta es el aburrimiento. Por eso es importante que aprendamos a ver el mundo desde sus ojos, que creemos espacios y momentos para el juego y que les llevemos de la mano a descubrir el mundo. Como regla general, cuidado con hacer “mucho rato lo mismo”. En el ejemplo anterior de las compras, haced paradas en parques o restaurantes con columpios, donde puedan bajarse de la silla y jugar un rato.

Sobreestimulación: pero por el otro lado, los niños se sienten desbordados ante un exceso de novedades y estímulos. Esto incluye por ejemplo un exceso de televisión, un día entero en un cumpleaños o cualquier plan muy prolongado con muchas emociones y novedades; hay que intentar alternar los ratos de estimulación y actividad con los ratos de tranquilidad (cuando sea posible, que no siempre lo es…)

Hambre: si el entorno es tranquilo y no hay motivo para que estén cansados, una posible razón de la rabieta es algo tan básico como que tengan hambre. Aunque no sea la hora de comer, no pasa nada porque les deis un trocito de pan, una galleta o algo de fruta para que puedan aguantar mejor hasta la hora de comer. Haced que lo vean como una excepción y que no parezca una consecuencia de que están llorando.

Frustración por no ser capaces de expresarse: otra causa muy común entre los 2 y los 3 años; los niños no son capaces todavía de expresar todo lo que sienten y al comprobar que no les entendemos, manifiestan su frustración a través de la rabieta. Nosotros vemos que esta causa se repite mucho en nuestras niñas gemelas, y más en una de ellas. Nos resulta muy difícil reconducirlo pero en ocasiones sí que nos funciona agacharse y ponerse a su altura, hablarle con calma para demostrarle que estás a su disposición para entender lo que te quiere contar para que pueda relajarse, que pueda ordenar sus ideas, y transmitir el mensaje

Ganas de llamar la atención: en línea con la frustración de la que hablábamos antes, pueden querer deciros algo y vosotros estáis ocupados en otra cosa, o simplemente no consiguen lo que quieren. Si  además estáis en un sitio lleno de gente como por ejemplo un supermercado, mejor que mejor. Saben perfectamente que en estos sitios, sus rabietas son más efectivas porque te ponen más en evidencia respecto a los demás y esto les da más “poder” en la negociación. Consejo: no os preocupéis, confiad en que la gente de alrededor sea comprensiva (mucha gente entiende estas situaciones) y no les hagáis caso hasta que la rabieta acabe. Cuando ya estén tranquilos, podréis hablarles sobre lo que ha pasado.

Imitación: son gemelos y por tanto muchas veces uno se convierte en el espejo del otro, así que estad preparados para que cuando uno está en plena rabieta, el otro simplemente decida imitarle. “Monkey see, monkey do”…como dicen los ingleses.

Afrontar este tipo de situaciones no es tarea fácil pero sobre todo lo más importante es que mantengáis la calma, no gritéis ni actuéis de forma brusca o agresiva. Sois los adultos y vuestros hijos tienen que sentir que controláis la situación (creo que vamos a imprimir esta frase para repetírnosla a nosotros mismos todos los días…). Si uno de los dos perdéis los nervios o sentís que ese día no tenéis paciencia para lidiar con una rabieta, dejad que sea el otro quien lleve el control de la situación. HACED TURNOS. Los padres de gemelos estamos sometidos a un mayor estrés y esta etapa puede resultar agotadora.

¿CÓMO AFRONTAR LAS RABIETAS?

Un buen consejo es apartadles del foco del problema para romper el bucle de la rabieta; llega un momento en que ellos mismos no saben por qué están así ni cual fue el origen por lo que quizás estos trucos que nosotros aplicamos os sirvan:

  • Si la rabieta es porque alguno de los dos niños o los dos no quieren comer, sacadle de la trona e intentad distraerle hasta que se calme. Después, podéis volver a intentar que coma.
  • Si la rabieta se produce por una pelea por un juguete que quieren los dos, quitádselo de la vista y enseñadles otros dos (a ser posible, que sean muy parecidos o iguales)
  • Otro truco que suele funcionar es haceros los sorprendidos por algo que acaba de ocurrir, como algo que habéis visto por la ventana o un bichito imaginario que anda por el suelo y a partir de ahí, si veis que se calma, empezar a contar una historia. En un ratito y con un poco de suerte estará como si nada hubiera ocurrido. Es muy curioso la capacidad que tienen de una vez pasada la rabieta reír por cualquier cosa, aunque a nosotros todavía se nos haya quedado mal cuerpo.

…Y ¿CÓMO EVITAR QUE SE PRODUZCAN?

Hemos hablado sobre cómo afrontar situaciones de rabietas pero no sobre cómo evitarlas o al menos cómo intentar que no se produzcan tantas. Es muy difícil porque hay que estar muy alerta a las posibles situaciones de conflicto…especialmente siendo padres de gemelos o mellizos, ya que no solo son dos sino que además se producen el doble de situaciones conflictivas!

Estos son nuestros consejos para reducir el número de rabietas:

  • Evitad las situaciones enumeradas en la primera parte de este artículo.
  • Aprended de las rabietas pasadas; aunque hay reglas generales, cada niño es un mundo y nadie mejor que vosotros para saber qué situaciones son susceptibles de acabar en rabieta en cada caso. Un ejemplo práctico: vais en el coche y sabéis que vais a pasar por un parque y que van a querer bajarse…estad atentos para distraerlas/os con cualquier otra cosa durante unos segundos y os ahorraréis unos cuantos berrinches.
  • Sed flexibles en las situaciones de poca importancia. No tengáis miedo a convertirles en unos niños mimados o en unos caprichosos que siempre se salgan con la suya (un temor, por otra parte, absolutamente normal en padres preocupados por la educación de sus hijos). Se trata de mantener un equilibrio aplicando el sentido común (tampoco tiene sentido que hagan siempre lo que quieran y que no conozcan la existencia de los límites necesarios para la convivencia y su desarrollo como personas, por supuesto), pero en esta época que es complicada debemos evitar algunas de las rabietas que se generarían por situaciones sin importancia y de vez en cuando, dejarles hacer las cosas a su manera. Es importante vuestra disposición y flexibilidad para, al menos en parte, poder adaptar en algo vuestra planificación a sus diferentes situaciones (por supuesto, dentro de unos límites).
  • Dadles la oportunidad de elegir; esto les hará sentir que son ellos los que deciden y les hará sentirse bien. Por ejemplo, a la hora de vestirles, que sean ellos los que elijan entre dos tipos de camisetas (siempre que las dos sean válidas para vosotros, claro). No tenéis que perder de vista que es una época donde están definiendo su propia identidad, su propio yo, y parte de la forma de hacerlo es tomando decisiones. Es un proceso normal del aprendizaje y es necesario que las tomen aunque su criterio sea diferente al nuestro
  • Pero, como decíamos, no les acostumbréis a responder a todos sus deseos rápidamente. Os pondrán nerviosos y cada vez querrán las cosas de forma más inmediata, lo que alimentará el círculo vicioso y las posibilidades de rabietas. Darles lo que quieren “ya” y siempre que quieran, no hace más que acrecentar el problema y hace un flaco favor a su futura forma de ser.

Sobre todo no olvidéis que vuestros hijos no pretenden conscientemente hacer vuestra vida desgraciada ni prefieren estar con otras personas antes que con  vosotros. Acordaros de hablar con ellos de lo sucedido cuando pase la rabieta y estén calmados, porque es la forma de aprender. Esta es simplemente una etapa de su evolución y crecimiento. Procurad quitarle importancia y no añadirle dramatismo porque aunque son situaciones que estresan y cansan, no tienen que tener mayor importancia que esa. Y cuanta menos importancia le deis, menos estrés provocará. Desaparecerá con la edad en la gran mayoría de los casos, y si no fuera así no dejéis de pedir consejo a un profesional.

Como siempre, esperamos que todos estos consejos basados en nuestra experiencia y en lo que hemos aprendido de los libros especializados en psicología infantil, os sirvan para disfrutar un poco más de vuestros pequeños e incansables terremotos.

Contadnos vuestra experiencia en los Comentarios mas abajo que seguro que todos podemos aprender mucho!!

Fuentes de consulta que hemos utilizado:

“Caring for your baby and young child” Steven P.Shelov

“El gran libro de los gemelos” Coks Feenstra

TwinsUK (http://www.twinsuk.co.uk/)

Twin Services (http://www.twinservices.org/)

- Visita TOT-a-LOT. Nuestra tienda online en la que encontrarás muchos productos específicos para gemelos y mellizos, … !y mucho más!

- Si te ha gustado este artículo y quieres recibir cómodamente los próximos en tu Email, suscríbete a nuestro Boletín Quincenal haciendo clic aquí

Licencia Creative Commons

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
11 comentarios | AÑADIR COMENTARIO
etiquetas: ,
¿Te ha gustado este artículo?

¡No olvides compartirlo!

Recibe más por e-mail

11 Comentarios a "Cómo sobrevivir a las rabietas de los gemelos"

  1. GICELA ROMAN PINACHO

    tengo una hija de 10 años, unos mellizos de casi 3 y un bebé varón de 7 meses, se me esta complicando mucho la educación de los mellizos, con mi hija mayor todo fue mucho muy sencillo al principio, la almentación, la adaptación, las escuelas, me gustaría leer algún consejo de como seguir con la educación de mi hija mayor ante este panorama, después de ser hija única por 7 años y luego la llegada de tantos bebés.

  2. Gracias por toda la información. A veces parece que se agota la paciencia y no quedan fuerzas para controlar la impotencia de no poder resolver alguna de estas situaciones…. quisiera no equivocarme en la forma de convivir con estos dos hermosos niños que tengo (Eva y Máximo, de 2 años y siete meses) y ayudarlos a crecer sanamente. Es una tarea dificil. Gracias otra vez…

  3. Hola a todos..soy madre de gemelas que en abril cumpliran 3 añitos…son unas niñas super inquietas,con muchas ganas de descubrirlo todo pero tambien muy descontentas.
    Por mucho que intento que siempre esten contentas hay veces que pueden conmigo,por eso decidi a la que tenga rabienta no hacerle caso…que os parece?

    • Hola Violeta,

      Seguramente te duela a ti mucho más que a ellas no hacerlas caso en esos momentos pero, deben aprender que los papás tienen un limite y que no siempre vas a hacer lo que ellas digan.

      Me parece muy bien que te pongas firme.

      Un beso

  4. Jajajaj, no sé si reir o llorar, soy pedagogo y padre de dos gemelos de 4 y medio y uno de ocho, muy buen artículo, es increible lo reconocible que es, y lo duro y maravilloso que es ser padre de gemelos. Las rabietas de mis gemelos son de tal envergadura que a veces tengo miedo que los vecinos vayan a llamar a la policía pensando que los maltratamos, cuando en realidad son ellos los que nos maltratan, jajaja. Bueno, lo peor es reconocerse en ellos(las cosas malas), predicar con el ejemplo es uno de esos consejos que vale su peso en oro. En realidad, el mejor consejo que se puede dar, a nivel general es: Lo más importante para criar ninos, sobre todo gemelos, es disponer del tiempo y de la calma suficiente, dedicarles atención y dedicarte atención a ti mismo, ser felíz y tener suficiente descanso, tiempo para ti mismo. si te cuidas bien podrás cuidar de ellos. Otro bueno es crecer con ellos, cuando todo va mal lo que hace falta es sentarse a su lado, hacer cosas juntos, escucharles y que ellos te escuchen. En fin, les admiro a todos y a mi mismo por lo que hacemos, somos fantásticos, si hay amor todo saldrá bien, peor que nosotros no va a salir, jajja. Un saludo y gracias por los consejos.

  5. hola, tengo 33 años y soy madre de 2 niñas gemelas de 4 años,y un bebe de 1 año 7 meses.desde q nacio mi bebe siento q he perdido la paciencia con mis gemelas, se q para ellas es difícil esta situación y no se como manejar la situación. no logro controlar mi enojo x las rabietas q hacen,pelean x todo,son pocos los momentos q pasamos juntas x el trabajo pero las amo con todo mi corazón,son lo mas hermoso q me ha regalado Dios y a el le pido sabiduría para salir adelante y ser una familia feliz.

  6. Hola tengo 28 años soy madre de dos gemelas de 2 años fue una sorpresa tremenda cuando mi esposo y yo nos enteramos de que tendriamos gemelas son nuestra vida es lo mas hermoso del mumdo verles crecer juntas … con lo de tu articulo me gusto lo de que estan en una pre adolescencia infantil ellas intentan marcar mucho su territorio tienen mucho caracter pero al mismo tiempo son tan tiernas y educadas que me sorprendo ellas a diferencia de otros niños no arman escándalo en el supermercado o en las tiendas ya k como dices planeo mis salidas siempre pensando en no agobiarles mucho lo único es que tienen una lucha ellas dos por ser la primera en todo llevan una lucha que aveces no se que hacer!! cuando dejo a una hacer algo me siento mal porque no se si la otra se sentira mal por no dejarle pero esk aveces no pueden ser las dos las primeras … pero fuera de todo la verdad que es una experiencia muy distinta a ser madre de un bebe solo, tienes que actuar con mucha paciencia y tacto para que los d@s tengan el mismo, amor ,cariño y atención, para que no se sientan uno menos que otro .. pero muy feliz de poder amarles todos los dias ….

  7. Zunil Febres

    Hola a todos!!!.. Mi esposo y yo estamos esperando mellizos, su experiencia es de mucha utilidad para nosotros :).. Me recomiendas el gran libros de los gemelos? ?? En mi país no es facil conseguirlo pero si vale la pena podemos pedirlo por amazon.. Muchas geacias por todo!!!!

    • Te lo recomendamos 100%! De verdad creemos que vasi a aprender un montón.
      Que lo disfrutéis, es genial!

  8. Hola a todos soy mamá de mellizos de tres años, al encontrar este sitio y leer todos sus comentarios me volvió el alma al cuerpo. mis hijos son un torbellino es difícil salir a cualquier parte por que aparecen las rabietas fácilmente en casa igual pelen mucho y termino muy estresada esperando la noche para tener un descanso, por un tiempo pensé que estaba siendo mala madre pero veo que a todos le ocurre algo parecido de algún modo u otro, además de las rabietas mis hijos son muy apegados a mi, por lo que dejarlo en el jardín o con abuelos también es una lucha. Si me pudieran ayudar con ese tema, el desapego se los agradecería mucho cariños…

  9. Jajajaja…me entran ganas de llorar…!! he descubierto esta misma tarde este blog, y me encanta.
    Me siento muy frustrada cuando toda la gente me quiere aconsejar sobre las cosas que tengo que hacer con mis mellizos de 3 años y medio. Todos saben lo que hay que hacer, pero se olvidan y no son capaces de comprender que los gemelos o mellizos son diferentes, lógicamente, ellos no los tienen.
    Aquí si me encuentro reflejada, me siento muy identificada con todo lo que decís…lo vivimos a diario.
    Me encuentro en época de rabietas. Ella se tira al suelo y patalea, mientras yo trago saliva y respiro hondo hasta que la situación se suavice. Las rabietas de el son diferentes, se pone brutote pero suele ceder con mas facilidad…¡¡¡que locura!!!
    Una curiosidad…hasta ahora nunca tienen rabieta juntos, a la vez,…así que al menos me dan esa pequeña tregua. Suelen observarse…Y hasta que no termina la rabieta el otro no dice nada, solo observa
    Efectivamente esto es maravilloso, pero super estresante…sintámonos afortunados porque otras personas no sabrán lo que es tener estas experiencias extremas para nuestra paciencia, nuestra persona y nuestra vida…´
    Todo se intensifica, cada momento es inesperado y me paso la vida improvisando…¿Alguien sabe lo que es disfrutar de un café a solas y en silencio? . Todos nosotros sabemos cuanto valor tienen estos minutos de relax…
    Gracias por escuchar….

Responder a joanna Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.